El laberinto del fauno, filme que consagró a Bertha Navarro y Guillermo del Toro

133

De acuerdo con el doctor Alejandro Pelayo, la cinta ganadora de tres premios Óscar en 2006 representa la obra definitiva de la productora y el realizadora.
Ejemplo de mancuerna exitosa en las labores de producción y realización cinematográficas, Guillermo Del Toro y Bertha Navarro unieron talentos para heredarnos la cinta que expresa cabalmente lo admirable de su trayectorias: El laberinto del fauno (2007). Así lo consideró Alejandro Pelayo, director general de la Cineteca Nacional durante la última sesión del ciclo Conversando con nuestros cineastas, que tuvo lugar este jueves 13 de octubre.

En la sala 9, Juan Bustillo Oro un amplio público se deleitó con esta coproducción entre México y España que nos sitúa en la Guerra Civil del país ibérico, momento en el que una niña aficionada a los cuentos de hadas escapa de su realidad adentrándose en un mundo de misterio y fantasía.

En Conversando con nuestros cineastas se invita a los grandes realizadores mexicanos a comentar una selección de sus obras. En esta edición se han revisado cuatro filmes producidos por Navarro. La película fue comentada por el Dr. Pelayo en compañía del director académico de la Cineteca, Guillermo Vaidovits.

Desde su experiencia como cineasta, Pelayo aseguró que en términos de producción El laberinto del fauno es perfecta, pues presenta la faceta más artística de Del Toro, quien tuvo un control creativo absoluto sobre la historia, además de haberla realizado con un presupuesto relativamente menor. “Fue la película de habla no inglesa más importante de su momento, es el mejor trabajo de Guillermo hasta la fecha y espero que logre superarla”, declaró.

De igual forma, Vaidovits destacó las virtudes de la productora mexicana, tanto en ésta como en entregas anteriores. “El cine mexicano necesita productores que no sean sólo un gerente, sino que tengan la capacidad de intervenir y de dialogar creativamente con el director. Así es Bertha Navarro, no se limita a administrar el presupuesto, sino que deja huella en la película”.

Algunos asistentes expresaron curiosidad por el origen de la fantástica historia y las referencias en que Del Toro se inspiró para escribirla. Conocedor de la obra del cineasta, Guillermo Vaidovits reveló que éste ya había trazado la historia del filme aproximadamente diez años antes de su realización; aseguró además que Guillermo pensaba, en un principio, rodar ésta y otras cintas en territorio mexicano.

Con esta sesión, el ciclo Conversando con nuestros cineastas: Bertha Navarro ha concluido. Sin embargo el próximo jueves 27 de octubre dará inicio una nueva edición dedicada al director Diego López Rivera, con la proyección de Crónica de familia (1986). La entrada será libre presentando las cortesías de acceso que pueden ser solicitadas en la taquilla 5 de la Cineteca Nacional.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *