Capitán fantástico, y otros…

181

¿Qué pasa cuando una idealista pareja se excluye de la vida urbana moderna para vivir en el bosque y educar a su descendencia con base en una estricta disciplina educativa, física y moral en la que los vástagos deberán cazar su propia comida, leer a los clásicos de la literatura y comprender las más revolucionarias teorías económicas, de la ciencia y políticas?

La respuesta podría venir de Capitán Fantástico, con un ya entrañable Viggo Mortensen que se despoja, otra vez, de su investidura como el rey Aragorn de El señor de los anillos y, literalmente, se rebela al sistema, al igual que sus amantísimos hijos, cuando toda la mencionada familia alejada de la «civilización» deberá alejarse de su refugio en los bosques del noroeste de los Estados Unidos, para poder asistir al funeral de la suicidada madre y esposa esquizofrénica, en camino a una velada luctuosa de la que están prohibidos por el lastimado abuelo.

Capitán Fantástico es ya una de las mejores películas de este agonizante 2016.

Captain Fantastic

Dirigida por Matt Ross

Viggo Mortesen, George MacKay, Samantha Isler

1h 59

B-15

Un monstruo de mil cabezas

Un monstruo de mil cabezas «…y ningún cerebro.» Así lo afirma uno de los mejores directores del cine contemporáneo en México, Rodrigo Plá, al referirse al título de su cinta, la cual dibuja descarnada y puntualmente el Calvario de una pasionaria que lucha contra el corporativismo de una aseguradora privada que le niega tratamiento médico a su moribundo esposo, a pesar de que la familia del enfermo está corriente de sus pagos.

Pla hace un riguroso ejercicio de estilo con un montaje en el que presenta, desde la primera secuencia y permanentemente, a sus personajes atrapados-asfixiados por mamparas y carga todo el peso de la cinta sobre los hombros de su protagonista Jana Raluy, entregando una de las mejores películas mexicanas estrenadas este 2016 y estrenada este fin de semana en el Valle de Toluca.

Un monstruo de mil cabezas es la cinta que hay qué correr a ver esta semana.

Dirigida por Rodrigo Pla

Jana Raluy, Sebastián Aguirre, Daniel Giménez Cacho

1h 15

B-15

Premio iberoamericano de cine Fénix

Desde hace ya varios años está probada la calidad y evolución del joven autor chileno, Pablo Larraín (Santiago de Chile, 1976), quien se ha mostrado asiduo a realizar cintas biográficas y ya puede sentirse parte de la lista de los más grandes de esta década.

De hecho, es muy probable que el año próximo Larraín podría representar el caso de contar con nominaciones al Oscar por dos diferentes películas, Jackie (2016) y Neruda (2016), esta última receptora del premio a Mejor película de ficción en la reciente entrega de los premios Fénix, su tercera, en el Teatro de la Ciudad de México.

Neruda, cinta inaugural del más reciente Festival Internacional de Cine de Morelia, es un depurado ejercicio libre en el relato, pero muy formal en el montaje, con una excelente fotografía, música y actuaciones —probablemente la mejor de Gael García Bernal—, sobre la proscripción y posterior huída del poeta que da nombre a la cinta, asediado siempre por un sabueso policial.

Neruda salió avante ante otras grandes competidoras iberoamericanas —Aquarius (Mendoça, 2016), Boi Neon (Mascaro, 2015), El clan (Trapero, 2015), Desde allá  (Vigas, 2015), La muerte de Luis XIV (Serra, 2016) y Te prometo anarquía (Hernández Cordón, 2015)— y es una gran cinta que debería estrenarse en la temporada de premios del 2017.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *