Cine que era Infantil

270

Muchas personas que ahora son cinéfilos de corazón crecieron con películas que marcaron su niñez, la gran mayoría producto de la casa del ratón, Disney, las cuales brindaron adaptaciones bastante divertidas de cuentos viejos, tales como La Bella y la Bestia, El Jorobado de Notre Dame y Hércules, entre otros.

Sin embargo últimamente se ha creado una tendencia por generar adaptaciones live action de estos clásicos infantiles sin embargo la carga de emociones y mensajes se ha vuelto un poco más pesada, como era de esperarse.

El claro ejemplo es el nuevo lanzamiento de La Bella y la Bestia, protagonizada por Emma Watson, la cual dentro de su interpretación le dio un empoderamiento a la princesa de Disney que no se había visto.

El feminismo, temas de rencores y por qué no, homosexualidad, han abordado los nuevos lanzamientos creando así una apertura cada vez más fuerte en las temáticas de las películas.

En el caso de la precuela de La Bella Durmiente, donde se centra la historia en Maléfica, podemos apreciar mensajes que tienen que ver con transformaciones humanas cada vez más complejas.

Maléfica cambió su manera de ser debido a lo que sufrió durante su juventud, siendo el famoso mal de amores el motor de su mal actuar, sin embargo podemos apreciar personajes menos lineales y con una profundidad que nos demuestran que en realidad un villano como ella, puede tener algo de bondad.

Los personajes se vuelven cada vez más complejos mostrando emociones que antes no podíamos percibir al ser niños, dejando incluso una cierta empatía cada vez más fuerte con el espectador.

Ciertamente estos nuevos live action entran en una categoría debatible en ser películas infantiles o no, ya que su narrativa e ideologías pueden ser un poco más difíciles de comprender para la mente infantil.

Aunque la producción de cine para niños de las nuevas generaciones no se ha detenido, incluso ha evolucionado, ejemplos como el posicionamiento femenino dentro de entregas como Zootopia es un claro ejemplo de ello.

Todo evoluciona, todo está destinado a crecer o perecer, volverse obsoleto o renovarse, el cine no es la excepción.

Bien dicen que para conocer una sociedad o entender un pueblo, tan solo hay que fijarse en el cine que produce.

José Mecatl “El Director” 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *