El arjé de la vida artificial: los pensamientos lúdicos de un robot

596

“En la vida, al contrario que en el ajedrez, el juego continúa después del jaque mate”

Isaac Asimov

 

“Ghost in the Shell” Dir. Rupert Sanders (2017)

 

Es esta adaptación cinematográfica live action de la novela gráfica “Ghost in theShell”, la que me ha dejado un muy buen sabor de boca, como fan del género de ciencia ficción que soy, este manga de culto creado por Masamune Shirow en el año 1991, tuvo sus respectivas progresiones en una secuela de manga con “Ghost in the Shell 2: Interfaz Hombre-Maquina” y “Ghost in the Shell 1.5: Procesador de Error Humano”, así mismo tuvo ya dos adaptaciones a películas animadas que dirigió Mamoru Oshii, quien en 1995 realiza la obra maestra de animación japonesa que detona el universo GITS, con una superproducción y dominio técnico sin precedentes, que incluso permite el desarrollo de la serie “Ghost in the Shell: Stand Alone Complex”, que tiene un total de 2 temporadas con 26 episodios cada una y diversos productos de video que fueron parte de la comercialización de este universo, que ya era parte de un imaginario colectivo en Japón y en el mundo.

Después de soñar con ver una película live action de esta gran crónica de ciberpunk, es Rupert Sanders, prácticamente un director desconocido por muchos y es que su debut con “Blanca Nieves y el Cazador”, si bien tuvo algunos reconocimientos y nominaciones, paso desapercibido su esfuerzo de darle una nueva lectura a un cuento clásico, donde solo ahogo dicho esfuerzo en una colección efectista y sin conmover a la audiencia; pero es ahora con GITS que cumple con los fans del manga japonés y que seduce a las nuevas generaciones a seguir este producto comercial que tiene mucha vida por delante.

Y es que nuestra adorada y polifacética Scarlett Johansson, podría tener asegurada una saga completa con GITS, como le sucedió a Milla Jovovich con Resident Evil, otra adaptación cinematográfica pero en esta ocasión de un videojuego, que tiene más de 30 versiones y 8 adaptaciones cinematográficas, es por esto que podemos esperar mucho más de la diosa Scarlett en pantalla grande con esta saga de ciencia ficción para muchos años más.

El relato de Ghost in the Shell, trasciende al plantear un análisis profundo de lo que pensaríamos es la evolución humana, la manipulación de nuestra interfaz orgánica para darle forma a un nueva forma de vida que se mezcla con tecnología y cibernética, que permite desarrollar nuevas formas de inteligencia humana y transhumana, pero principalmente poniendo en “jaque” la noción de mente y alma, en donde la mayoría de las cosmogonías de diversas culturas en el planeta, han reflexionado y que le dan la esencia misma a la existencia humana.

Más que entrar en polémica si hubo una manipulación de la historia original, no olvidemos que incluso los cuatro videojuegos que se han producido de Ghost in the Shell, todos tienen su propia línea argumental, algo así como le paso al universo “The Matrix”, entre películas, novela grafica y videojuegos. Siendo así me atrevo a decir que es una muy buena adaptación cinematográfica de la manga original y el diseño de producción es un joya como tal, les recomiendo que puedan ir a verla en formato 3D, ya que sin duda se disfrutan mucho más todas las secuencias de acción y toda la ambientación futurista, que incluso podría apostar que en 3D hasta el olor de la piel sintética de Scarlett pude percibir o por lo menos eso quise imaginar, mientras estaba en trance viéndola toda la película.

En términos coloquiales podría decir que en términos narrativos y estéticos es una mezcla de las películas: Renaissance Dir. Christian Volckman (2006), El quinto elemento Dir. Luc Besson (1997) y sin duda la obra maestra “Bladerunner” Dir. Ridley Scott (1982), donde sin duda el homenaje de esta ultima es evidente y un gran tributo a la fotografía de Jordan Cronenweth, quien fuera el fotógrafo de esta joya del maestro Scott.

El cast de GITS es bastante solido, contando con la actuación de Scarlett Johansson, Michael Pitt, Pilou Asbæk, Chin Han, Juliette Binoche y el siempre amado y madreador Takeshi Kitano. Y que más allá de la posible polémica del “whitewashing” del que se hablo al no considerar a una actriz asiática para el papel protagónico, la verdad es que en Japón ni siquiera hubo muchos detractores de esta decisión y que incluso se asume como normal el que un producto japonés utilice este tipo de estrategias para su comercialización global en un mundo, que si bien no es blanco, tampoco vivimos en un mundo de ojos rasgados completamente y bastante alejado de un juicio vacuo y racista como tal.

No pueden morir sin haber conocido la historia de Ghost in the Shell, en tiempos actuales casi tan importante como la misma biblia, solo que el mesías ahora es un ciborg y esta hermoso el condenado, si pueden vean esta película en pantalla IMAX, no se van a arrepentir mis queridos alephianos.

Arjé es un término griego (también transcrito como “arkhé” y como “arché”) que viene a significar etimológicamente principio, fundamento, comienzo, y que fue utilizado por los primeros filósofos para referirse al elemento primordial del que está compuesta y/o del que deriva toda la realidad material. (Nota de la redacción)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *