Bigas Luna, una retrospectiva

127

Josep Joan Bigas Luna (1946-2013) fue uno de los directores más importantes del cine español desde el comienzo de la democracia. Su película Bilbao (1978) está considerada como una de las más rompedoras de la transición, tanto por su temática (la obsesión destructiva de un voyeur con una trabajadora sexual) como por su estética undergroundBilbao marca también el origen de su asociación con el cine sexualmente explícito y con la polémica, una fama después cimentada con Caniche (1979), Lola (1986) y Las edades de Lulú (1990) y que le acompañaría el resto de su carrera. Tras una breve etapa en EEUU en la que produjo la singular Reborn (1981), sobre los predicadores televisivos, y donde concibió la ahora película de culto del género de terror, Anguish (1986), coprotagonizada por Zelda Rubinstein de la saga Poltergeist –, Bigas Luna estrena con Jamón, jamón (1992) una ‘trilogía ibérica’ que incluyó también Huevos de oro (1993) y La teta y la luna  (1994). La trilogía alcanza un gran éxito internacional en parte por haber lanzado las carreras de Javier Bardem, Penélope Cruz y Jordi Mollà con Jamón, jamón, pero también por recrearse de forma muy explícita en los estereotipos asociados a la ‘España profunda’. La fórmula se extendió a Italia con Bámbola (1996), aunque con menor éxito crítico.

Sin abandonar el enfoque mediterráneo pero en un marcado giro estético llegan una serie de ambiciosas adaptaciones literarias que gozaron de mejor recepción crítica, especialmente en el caso de La camarera del Titanic (1998), a la que siguieron Volavérunt (1999) y Son de mar (2001).  Su trabajo póstumo incluye la adaptación de la conocida novela de ciencia ficción del catalán Manuel de Pedrolo, Segon origen, que finalmente completó Carles Porta y se estrenó en 2015. Más recientemente Javier Bardem coprodujo el documental Bigas x Bigas (2016) basado en material de más de 500 cintas grabadas a modo de vídeo-diario por el director durante los años 2000 y que deja constancia de la inmensa vitalidad y pasión por la buena comida, Iberia, el Mediterráneo y el sexo, ingredientes difíciles de ignorar en toda su obra.

MICGénero exhibe una selección de algunas de sus películas más conocidas y relevantes para el estudio del género y la sexualidad en el contexto ibérico y mediterráneo. Jamón, jamón  y Huevos de oro rompieron todos los esquemas de la representación del cuerpo masculino a los que estábamos acostumbrados, diseccionando el cuerpo de Bardem en una serie de ya míticos primeros planos de sus genitales que sin duda contribuyeron tanto a su inicial encasillamiento en papeles de ‘macho ibérico’ como a su eventual estrellato global.  La obra completa de Bigas Luna es un importante referente para el estudio crítico de la evolución de los roles de género en la España postfranquista y del cine erótico europeo y a su vez una fuente inagotable de ejemplos para especialistas en las teorías psicoanalítica y de los afectos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *