Con sobre Hitchcock y la homosexualidad se inauguró el ciclo de cine dedicado a Patricia Highsmith

45
  • Alejandro Toledo profundizó en los aspectos temáticos de la primera novela de la autora: Extraños en un tren, publicada en 1950 
  • Fue proyectada la adaptación cinematográfica del libro realizada en 1951 por Alfred Hitchcock, nominada a un Premio de la Academia

Su alcoholismo, la relación turbulenta con su madre y los sentimientos de odio que ciñeron su infancia son elementos que imprimió Patricia Highsmith en sus veintidós novelas y demás producciones literarias, las cuales han servido de inspiración en más de una docena de ocasiones para la realización de piezas cinematográficas. En esta serie de adaptaciones, destaca el trabajo de reconocidos cineastas como Alfred Hitchcock, quien llevó a la pantalla grande la primera obra de la autora realizando un filme homónimo de suspenso.

Dada la prominencia autoral de esta escritora texana, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) ha organizado un ciclo de cine que profundiza en sus adaptaciones cinematográficas con proyecciones comentadas por académicos especializados. Esta retrospectiva tiene como sede la Cineteca Nacional y comenzó el lunes 7 de agosto en la Sala 4 Arcady Boytler. El primer invitado fue el académico del INBA Alejandro Toledo, quien ha sido colaborador de medios impresos como El UniversalGatopardo y Tierra Adentro.

Antes de la charla con el especialista cultural, se exhibió la cinta Pacto siniestro (Strangers on a Train, Alfred Hitchcock, 1951), cuya temática explora la delgada línea que divide el bien y el mal a través de la historia de Guy y Bruno, desconocidos cuya vida se entrelaza después de un encuentro accidental, el cual conduce a ambos personajes al enfrentamiento con la muerte y sus inevitables consecuencias.

Con respecto a las particularidades del cineasta británico, Toledo resaltó dos aspectos temáticos: la recurrencia de símbolos fálicos en su obra y los guiños a la homosexualidad velada de sus personajes: “Hitchcock era un director muy perverso, al igual que en De entre los muertos (Vertigo, 1958) y en Los pájaros(The Birds, 1963), en Pacto siniestro hay una constante referencia al falo masculino; asimismo, existe una alusión a la atracción entre dos hombres en su cinta La soga (Rope, 1948)”, señaló.

En ese sentido, el ensayista profundizó en dicho aspecto al abordar el proceso de adaptación que realizó Hitchcock de la novela de Highsmith: “En el filme se retoma la dualidad entre el bien y el mal cimentada por la autora; sin embargo, no se lleva al personaje de Guy Haines al límite como se propone en el libro”. También mencionó que la relación amorosa entre los protagonistas no se manifiesta con claridad como en el caso de la obra literaria, en donde la escritora remarca la tensión que surge a partir de su atracción mutua.

“En la cinta de Hitchcock los objetos tienen un gran peso sobre el relato: los lentes de Miriam, el encendedor de Guy y los juegos de la feria son motivos que se repiten con la intención de darle movimiento a la historia”, aseguró el académico. Además de la importancia de estos artefactos, también mencionó que incluso desde el inicio de la cinta se ejemplifica con objetos el porvenir de los protagonistas: “las vías del tren que se entrecruzan asemejan el destino de los personajes principales”.

La siguiente sesión del ciclo se llevará a cabo el lunes 14 de agosto y se proyectará la cinta A pleno sol (Plein soleil, 1960) de Rene Clément. La entrada será libre solicitando las cortesías de acceso en la taquilla 5.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *