Good Time: Viviendo al límite en la Cineteca

41

●     Robert Pattinson, dirigido por los hermanos Safdie, interpreta a un ladrón frustrado que se enfrenta a las crueldades de la metrópolis neoyorquina

Josh y Benny Safdie, colaboradores desde su carrera como cortometrajistas a finales de los años 2000, han refinado paulatinamente su estilo (y su presencia internacional) hasta la cinta culminante que presentaron este año en la Competencia Oficial del Festival de Cannes: Good Time: Viviendo al límite, una vuelta a las sociedades callejeras que se desarrollan por debajo de la esperanza y de la legalidad, y que aprovecha las tragedias criminales de sus habitantes para retratar, con crudeza estilizada, algunas locaciones decadentes de Queens.

Un año después de que su ópera prima —la visceral Ni el cielo sabe qué (Heaven Knows What, 2014)— participara en Talento Emergente, el cine de los hermanos Safdie vuelve a las salas de la Cineteca Nacional como parte de la 63 Muestra Internacional de Cine, con proyecciones del 27 de noviembre al 2 de diciembre en la Sala 3 Fernando de Fuentes y en la Sala 10 Luis Buñuel.

Good Time: Viviendo al límite
Good Time, Estados Unidos, 2017, 100 min.

D: Josh Safdie y Benny Safdie. G: Josh Safdie y Ronald Bronstein. F en C: Sean Price Williams. M: Oneohtrix Point Never. E: Benny Safdie y Ronald Bronstein. Con: Robert Pattinson (Connie), Benny Safdie (Nick), Jennifer Jason Leigh (Corey), Buddy Duress (Ray), Barkhad Abdi (Dash), Taliah Webster (Crystal). CP: Elara Pictures, Rhea Films.Prod: Oscar Boyson y Sebastian Bear-McClard. Dist: Zima Entertainment.

Los hermanos Connie y Nick son perseguidos por la policía tras pretender robar un banco. El primero logra escapar, pero el segundo es detenido. Mientras intenta reunir el dinero para pagar la fianza y así liberar a Nick, Connie se embarcará en una frenética odisea a través de los bajos fondos de la ciudad de Nueva York. Con una estética que combina un realismo casi documental, escenarios expresionistas y una audaz banda sonora, el segundo largometraje de Josh y Benny Safdie continúa por la línea narrativa de su trabajo previo: el examen de seres marginales y desamparados que buscan cristalizar un proyecto de vida en las excluyentes calles de las metrópolis estadounidenses.

Good Time: Viviendo al límite en los medios: 

“La película entera, de hecho, pulsa con un brillo neón que intensifica su aire de insomnia”.

Anthony Lane, The New Yorker, 2017.

“Un desenlace que evoca el desencanto de las nuevas generaciones por lo cotidiano, la apatía de un adolescente que tiene que enfrentarse a una realidad sin las posibilidades que le proporciona el entorno virtual y, en definitiva, un final posmoderno tan afortunado como el resto de una película de insólita lucidez”.

Alberto Sáez Villarino, El antepenúltimo mohicano, 2017.

#EnLaOpiniónDe Rodrigo Garay Ysita, de Cineteca Nacional

Consulta toda la información de la 63 Muestra Internacional en el micrositio:
http://www.cinetecanacional.net/micrositios/muestra63/
#63Muestra




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *