Entre nostalgia y buen humor se presentó el catálogo sobre nuestros más grandes comediantes

733
  • La Cineteca Nacional presenta la investigación documental realizada por Rafael Barajas “El Fisgón” y José Antonio Valdés Peña
  • “Es tiempo de que el cine nacional y los directores que hacen comedia volteen a lo que ha sido nuestra tradición, ahí van a hallar su riqueza y a reencontrarse con el público”: Rafael Barajas

unnamed-2

En un ambiente que conjuntaba nostalgia y buen humor los amantes del cine mexicano, unidos por carcajadas y recuerdos suscitados con añoranza, se reunieron para ser parte de la presentación de un catálogo que reúne a nuestros más grandes comediantes. Entre bromas y comentarios tanto del cine como de la situación social y política del país, la presentación despertó las expectativas de un público que busca reconectarse con los orígenes de su propio humor.

El lanzamiento de esta investigación única en su género se llevó a cabo este 7 de septiembre en la Sala 4, Arcady Boytler, y representó el motivo perfecto para desarrollar una intensa discusión sobre la comedia que nos identifica, mientras se recordaba a las grandes figuras cómicas. El volumen fue editado por la Secretaría de Cultura y la Cineteca Nacional y concentra la investigación documental realizada por Rafael Barajas «El Fisgón» y José Antonio Valdés Peña.

Durante la presentación del texto, los investigadores estuvieron acompañados por Carlos Bonfil, crítico de cine y colaborador del diario La Jornada; además del reconocido director y productor Armando Casas.

El Fisgón se refirió al humor como un mecanismo de autodefensa que el pueblo mexicano ha empleado para sobreponerse a la crisis a través de su historia: “El sentido del humor es parte de nuestra cultura, estoy convencido de que termina por desarrollar una visión crítica de las cosas”, comentó.

Por su parte, Valdés Peña comentó que “narrar la historia del humor en el cine mexicano es muy interesante, porque ahí uno se da cuenta de cómo ha cambiado el público; han cambiado sus gustos y las perspectiva que tienen de ese humor”.

El libro complementa la exposición homónima ubicada en los tres niveles de La Galería, compuesta por alrededor de 700 piezas entre fotografías, carteles, caricaturas, videos y objetos personales. Se trata de una muestra cuyo propósito es impulsar la creación de un espacio de conservación, estudio, difusión y comprensión del humor en México.

“Si el cine forma parte de nuestra identidad, nada más pertinente para entendernos que hacer un recorrido por el humor en el cine mexicano. Todavía hoy, la comedia no ha sido suficientemente valorada por los académicos que otorgan los premios en México”, argumentó Armando Casas, quien además señaló que la Cineteca Nacional continúa siendo el mejor espacio de exhibición para los realizadores de nuestro país.

Carlos Bonfil añadió que uno de los aciertos del volumen es no centrarse sólo en la Época de Oro del cine nacional, sino “recorrer el manejo del humor hasta nuestros días, lo cual permite comprenderlo mejor». El crítico expuso que los investigadores “han sabido dejar de lado la tentación del pesimismo, para destacar en este catálogo el rostro más estimulante y rico del cine cómico».

El catálogo inicia con un capítulo titulado Antecedentes: La comedia en México antes del cine, que nos remonta a los tiempos de la Colonia, época en donde la cultura del humor se enraizó en la sociedad mexicana. Finaliza con el apartado Del cine a la televisión, al cabaret y de nuevo al cine. Aquí los autores estudian la comedia mexicana en las últimas décadas y el transitar de cómicos y comediantes de la pantalla grande a la pantalla chica.

Así, el texto recorre más de un siglo de historia de cine nacional, pasando por capítulos dedicados a la comedia ranchera, la evolución del cine mudo al sonoro, el humor negro y la sátira política, así como un merecido reconocimiento a las figuras femeninas de la comedia.

Para concluir, se expresó que la actual comedia se encuentra a la deriva al tomar como referente al humor hollywoodense y no a la realidad mexicana, y se apuesta por un cine que se dirija hacia la defensa de nuestra identidad cultural. “Es tiempo de que el cine nacional y los directores que hacen comedia volteen a lo que ha sido nuestra tradición, ahí van a hallar su riqueza y a reencontrarse con el público”, puntualizó Barajas.

El catálogo ¿Actuamos como caballeros o como lo que somos? El humor en el cine mexicano, publicado en el marco de la muestra que se exhibe hasta el 9 de octubre, se encuentra disponible en La Galería con un costo de 250 pesos.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *