Ixcanul se estrenará en la Cineteca Nacional

755
  • La ópera prima de Jayro Bustamante se sumerge en las laderas del volcán Pacaya para retratar la vida femenina en las etnias mayas

San Vicente Pacaya es una población escondida entre las montañas de Guatemala, donde emerge un volcán, pliegue poderoso de la tierra por donde emana el magma, la sangre del planeta. El volcán Pacaya no sólo es mágico y casi sobrenatural, una presencia constante en la vida de los pobladores, también es la impresionante locación de Ixcanul (2015), ópera prima del cineasta guatemalteco Jayro Bustamente que se estrena en las salas de la Cineteca Nacional tras su paso por el 36 Foro Internacional. La cinta podrá disfrutarse a partir del viernes 4 de noviembre en la Sala 1, Jorge Stahl.

unnamed

Rodada en las laderas del volcán Pacaya, Ixcanul —»volcán» en lengua kakchikel— cuenta la historia de María, una tímida chica maya con un futuro matrimonio arreglado por sus padres. María vive en la ladera de un volcán activo y detrás de éste están sus sueños por conocer la ciudad, la luz eléctrica y el agua potable. Un día su realidad cambia después de un festejo y los deseos de llegar a la ciudad de sus fantasías tomarán un rumbo muy diferente.

La película no tiene música de fondo, en su lugar utiliza sonidos que ayudan a conformar la atmósfera y le dan veracidad a la historia. Los retumbos volcánicos, los ruidos nocturnos, el susurro del viento y los estertores de muerte de la res a mitad del camino son solamente unos ejemplos que sitúan al espectador dentro de la trama.

Su historia está basada en la vida real de una chica llamada María, la cual la madre del director conoció en los años setenta mientras hacía campañas de salud pública en las montañas de San Vicente de Pacaya. Más tarde, Jayro Bustamante conoció a esta mujer y tomó nota de su historia. Cuando el director terminó el guión, volvió para contárselo a María y pedirle permiso de compartirlo con el público.

En entrevista con la revista digital Cineuropa, Bustamante contó que, para terminar el guión de una manera más realista y para encontrar a los protagonistas de su cinta, viajó a la meseta de Sololá, donde organizó talleres de expresión, espacios en donde invitaba a las mujeres kakchikel a reunirse y a hablar de todo lo que tenían ganas. Sin embargo, todos estos talleres tuvieron problemas porque los espacios de expresión para las mujeres mayas son casi inexistentes.

El realizador fue después a la región de volcanes activos, en Santa María de Jesús, bajo un llamado Volcán de Agua. “Es un volcán muy verde, muy vegetal. Puse un poste en un camino y escribí “casting” en una pancarta. Esperé a que la gente viniese pero nadie lo hizo. Un día después escribí “oferta de empleo” y entonces tuve filas de personas en la puerta”, compartió.

Ixcanul se ha convertido en la película guatemalteca más galardonada en la historia del cine de ese país centroamericano. Es la primera también que representa a Guatemala en el Festival Internacional de Cine de Berlín, donde se hizo – en la edición 65 – del Oso de Plata Alfred Bauer, galardón que recompensa a un filme «que abre nuevas perspectivas».

En su crítica para La Jornada, Carlos Bonfil expresó que la cinta fue de las mejores dentro de la programación del 36 Foro Internacional: “En este primer largometraje, el director consigue un estupendo equilibrio entre lirismo y violencia en su retrato del mundo indígena, todo a partir de una fábula social muy sencilla.”

Jayro Bustamante creció en la región maya de Guatemala. Cursó la carrera en comunicaciones en la Universidad de San Carlos y trabajó en la prestigiosa agencia Ogilvy & Mather como director de anuncios publicitarios. Más tarde estudió dirección en el Conservatorio Libre de Cine Francés, en París, y letras en el Centro Experimental de Cinematografía de Roma.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *