Un viaje a través del cine francés presenta una odisea de cinefilia en la 61 Muestra Internacional

820

 

  • De manera personal e inmersiva, Bertrand Tavernier rinde homenaje a los realizadores que lo han inspirado a lo largo de su carrera

dolan

La tradición cinematográfica en Francia es vasta. Hablamos de todo un siglo de historia que debe ser narrada con detenimiento, y, en Un viaje a través del cine francés (Voyage à travers le cinéma Français, 2016), el cineasta Bertrand Tavernier tomó el tiempo necesario —poco más de tres horas— para llevar a cabo esta retrospectiva del cine de su país, en un documental que será exhibido como parte de su 61 Muestra Internacional de Cine de la Cineteca Nacional, del 23 al 28 de noviembre en la sala 1, Jorge Stahl.

Tal como lo declaró el también guionista y productor en una entrevista para el diario El País, el filme es «un trabajo de ciudadano y de espía, de explorador y de pintor, de cronista y de aventurero» en el que repasa, de manera sinuosa y con criterios personales, la obra de un grupo selecto de realizadores que han influido en él. No estamos ante un documental convencional, no es un estudio ni un ensayo académico, sino la mirada de un artista que desde siempre ha vivido con el cine.

Jean Renoir, Robert Bresson y Jean-Pierre Melville —con quien Tavernier trabajó como asistente— son solo algunos de los autores que tienen un espacio en este homenaje, que el realizador calificó prácticamente como una autobiografía: «Lo que quise hacer es una película que hable de lo que yo siento frente a ciertas películas y además confrontar eso con ciertos recuerdos de adolescencia y juventud».

Es tanta la experiencia de Tavernier en la materia que aquí es capaz de narrar, desde su invención, los capítulos más importantes de un cine que abarca todos los estilos, pasando por el melodrama, la comedia y la época cumbre del film noir; además de los momentos más críticos de la industria francesa.

La recapitulación que logra es tan personal como extensa: con 582 extractos de 94 películas y más de 750 notas de prensa y documentos consultados, fueron necesarios seis años de investigación y 80 semanas de montaje para finalizar el largometraje. La mayor parte del material fue reunido gracias a la coproducción de las dos compañías más antiguas en Francia: Gaumont y Pathé.

Por si fuera poco, una serie de televisión complementaria está en proceso de producción; con 10 episodios de una hora cada uno, el cineasta buscará reivindicar aquellos momentos y autores que no fueron incluidos en el documental. Con este homenaje, el francés pretende ir más allá de los cineastas y darle un lugar a todos aquellos que han contribuido al desarrollo fílmico en su país. Personalidades como el actor Jean Gabin, los músicos Maurice Jaubert y Joseph Kosma o el decorador Alexandre Trauner son también dignos de su admiración.

Críticos como Jordan Mintzer de The Hollywood Reporter alaban el filme recopilatorio, señalando que desmiente la idea que popularmente se tiene del cine francés, visto como un arte individualista y autoritario por parte de sus directores.

Bertrand Tavernier es tanto cineasta como cinéfilo y no es ajeno a realizar documentales, pues a través de éstos ha tocado temas tan variados como la guerra entre Francia y Argelia en los años cincuenta o el movimiento migratorio en la ciudad de Lyon. Con seis décadas de trayectoria como crítico, guionista y director, un Premio BAFTA y cuatro Palmas de Oro, pocos están calificados como él para realizar Un viaje a través del cine francés.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *