FESTIVAL DE MAR DEL PLATA 2016: LOS FAVORITOS

660

POR: GONZALO “SAYO” HURTADO

La gran cita del cine argentino llega a su fin y acá les brindamos el panorama final de cara a la gala de premiación de esta noche

COMPETENCIA INTERNACIONAL:
Mejor Película: Es bueno resaltar todas aquellas que nos dejaron una grata impresión a lo largo de la semana. Aunque Moonlight (EE UU) de Barry Jenkins tuvo recepción positiva en la apertura, con su exploración sobre la formación de identidades, prejuicios y bullying al interior de un ghetto negro, también es cierto que versus la atrevida y sobria versión de El Cristo ciego (Chile) de Christopher Murray comenzaba a quedarse atrás, y más aún cuando Paradise (Rusia) de Andrey Konchalovskiy hizo su aparición. La rusa se mostraba más sólida en el conjunto que las 2 anteriores, aunque no dejaba de sentirse demasiado clásica en su empaque a pesar de sus logradas interpretaciones con atormentados personajes durante la ocupación nazi de Francia en la II Guerra Mundial. El contrapunto vino después con Nocturama (Francia) de Bertrand Bonello, que al igual que en San Sebastián, incendió la pradera al proponer una idea de insurgencia terrorista a partir de un grupo de jóvenes de clase baja, inconformes y decepcionados del sueño capitalista. Rechazada en Cannes y sin lauros bajo el brazo en la cita española, queda la duda si el jurado en Mar del Plata se decantará por esta visión transgresora (personalmente, me parece la mejor). Aquarius (Brasil) de Kleber Mendonca Filho tuvo una más que entusiasta recepción, aunque valga decir que, a pesar de ello, se perfila más en el rubro a Mejor Actriz por la potente interpretación de Sonia Braga. El otro gran rival de Nocturama se encontraría en el auspicioso estreno del viernes con Scarred Hearts (Rumania) de Radu Jude, que basado en las memorias del poeta Max Blecher, da cuenta de las penurias del joven Emanuel (notable Lucien Teodor Rus), quien pasa sus días en un sanatorio víctima de una tuberculosis que ha afectado su columna vertebral. Entre alegrías, amores, discusiones y encuentros furtivos, el joven analiza junto a sus compañeros y amantes, el panorama político de la Europa de 1937, a sabiendas que un final trágico podría presentarse para él en cualquier momento. Entre estas 2 películas tendremos a la ganadora de la categoría.

Trailer Nocturama

Trailer Scarred Hearts

 

Mejor Actor: Aquí el panorama se reduce rápidamente a dos actores que, por lejos, se han mostrado como los mejores. Tanto Michael Silva de El Cristo ciego (Chile) como Lucien Teodor Rus de Scarred Hearts (Rumania), han demostrado una capacidad asombrosa para dar vida (en el caso del primero) a una versión laica de un Jesucristo que deambula entre la pobreza y marginalidad latinoamericana contemporánea, como ante prejuicios que se mantienen incólumes frente al paso del tiempo. Silva ofrece un trabajo que brilla por su naturalidad y sencillez, expresando tanto solidaridad como duda cuando el momento lo amerita. En el caso del rumano, su papel se percibe más exigido al encarnar convincentemente al joven intelectual que todo se cuestiona desde su cama, repasando estoicamente filosofía e ideologías contemporáneas en el contexto de una Europa disconforme y cambiante mientras la sombra de la muerte acecha sin mellar su vocación por el buen humor. El reto físico es evidente, y ni siquiera el excesivo metraje de la cinta (más de 2 horas) resiente o satura su performance. Me inclino por este último a mejor actor.

Lucien Teodor Rus (Scarred Hearts)

Lucien Teodor Rus (Scarred Hearts)

img_3700
Michael Silva (El Cristo ciego)

 

Mejor Actriz: No cabe duda que Sonia Braga de Aquarius (Brasil) será quien se alce con el premio. Interpretación poderosa que prácticamente canibaliza la atención de la película, el director Kleber Mendonca Filho encontró en la diva brasileña una personalidad suficientemente vehemente para transmitir con fidelidad una desigual lucha (el ciudadano común versus el poder de la empresa privada). Del resto de competidoras no podemos dejar de mencionar a Hadas Ben Aroya, director y protagonista de People That Are Not To Me (Israel), que se desenvuelve con naturalidad en el afán de reflejar a una joven en una existencial búsqueda en la que revela sin tapujos su intimidad y amoríos muchos. De cualquier modo, es difícil que pueda superar a la Braga.

Trailer Aquarius

 

Mejor Guión: Si hay películas que destacaron por el ingenio de sus diálogos y su estructura en sí, La reconquista (España) de Jonas Trueba hizo méritos al graficar el reencuentro tras muchos años de una pareja de ex enamorados. Por supuesto, las referencias a Richard Linklater y su trilogía iniciada con Antes del amanecer son más que evidentes en los parlamentos, sumado a ello la estructura episódica que consigue una atmósfera cálida y nostálgica gracias a los temas interpretados por el cantautor Rafael Berrío. También llamó la atención el trabajo de Matías Piñeiro en Hermia & Helena (Argentina), aunque lo curioso es que la construcción de su historia se realizó en cada tramo del rodaje, en el que la improvisación y el trabajo con actores no profesionales se convirtió en la clave para dar vida a una dramaturga en constante cambio para descifrar el misterio de su propia existencia. Por supuesto, en este análisis no escapa ni Aquarius (Brasil) ni Scarred Hearts (Rumania), que pelean la categoría con mayor contundencia por el mérito de haber concebido personajes con una carga emocional más compleja.

Trailer La reconquista

Trailer Hermia & Helena

 

Mejor Director: Nada está dicho aquí y el premio lo disputarán Bertrand Bonello de Nocturama (Francia), Radu Jude de Scarred Hearts (Rumania), Andrey Konchalovskiy de Paraíso (Rusia) y Kleber Mendonca Filho de Aquarius (Brasil). De los 4, quien podría tener menos posibilidades sería el brasileño, si tomamos en cuenta que a pesar de tener una gran protagónica, en el conjunto se le ve con menos fuerza que sus rivales. Tanto Bonello como Jude representan a propuestas arriesgadas y concebidas con gran introspección, pero no se puede descartar el gran trabajo de actores de Konchalovskiy, quien luego de alzarse a mejor director en Venecia viene con gran favoritismo. Personalmente, pienso que el premio estaría entre el francés y el rumano. Por supuesto, la decisión de optar por el director de Nocturama no es sencilla y suele haber jurados que no quieren cargar con el peso de una decisión que políticamente puede sonar muy incorrecta para muchos.

Trailer Paradise

 

COMPETENCIA LATINOAMERICANA

Mejor película: En un panorama en el que la delegación argentina ha destacado positivamente, no es descabellado pensar que el premio de la categoría se quede en casa. A pesar que tenemos trabajos de veteranos como José Celestino Campusano con El sacrificio de Nahuén Puyelli, no es menos cierto que su habitual poética que pone el dedo en la llaga en una sociedad cruda y violenta, se ve esta vez desplazado frente a propuestas más frescas que buscan romper con los tradicionalismos en la narrativa. Así, tanto El auge del humano de Eduardo Williams como Kekszakallu de Gastón Solnicki apuntan en esa dirección. Inconformes con la narración clásica, su apuesta se refugia en la mixtura de la docuficción para revelarnos (con menos tapujos en el caso del primero) reflexiones que desde la crudeza o el impacto comparativo de realidades opuestas, cuestionan a la sociedad contemporánea con miradas no exentas de ironía. Solnicki puede resultar más sugerente, Williams más visceral, pero los trabajos de ambos manifiestan la voluntad de nuevas voces que van con el espíritu de renovación que pregona el festival. Nuestras preferencias se van por este lado. Cabe destacar la buena actuación de Adriana Barraza en Todo lo demás (México) de Natalia Almada, aunque la excesiva duración de la película y su repetitiva premisa no escapan de la saturación. Imposible no mencionar a la peruana La última tarde de Joel Calero, aunque su buena dupla protagónica (Lucho Cáceres y Katherina D’Onofrio) no resulte suficiente para colocarse entre las favoritas.

Trailer El auge del humano

Trailer Kekszakallu

 

COMPETENCIA ARGENTINA

Mejor Película: Algunas películas llamaron la atención por su apuesta de género como la disparatada comedia No sabés con quién estás hablando de Demián Rugna -una grata sorpresa- o la inquietante Terror 5 de Sebastián y Federico Rotstein, pero entre la mirada documental de Los ganadores de Néstor Frenkel (no deja se sentirse un aire de superioridad en su punto de vista), la docuficción La siesta del Tigre (que recién descubre su magia en el último tercio), o la apuesta por la aventura de Fuga de la Patagonia de Javier Zevallos y Francisco D’Eufemia (propuesta ambiciosa pero cuyos irregulares protagónicos desdibujan la historia), es El silencio de Arturo Castro Godoy la película más sólida de toda la categoría, al mostrar sin sensiblerías ni lugares comunes a un confundido adolescente en conflicto en busca de su padre. Plot que no podría resultar nada novedoso, pero es la sobriedad de su puesta en escena y su “silente” vocación lo que la hacen apreciable. La dupla compuesta por Tomás Del Porto y Alberto Ajaka son un buen ejemplo del maridaje entre actores nóveles y experimentados, quienes se ganan la complicidad del espectador en un encuentro en el que la expectativa no decae nunca. Nuestra gran favorita.

Trailer El silencio

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *