Manchester junto al mar, Un camino a casa

1252

Pocos recuerdan que el gran salto a la fama de los actores Ben Affleck y Matt Damon se dio en el año 1997, cuando ganaron el Oscar a Mejor guión por la cinta Mente indomable (Good Will Hunting, Gus van Sant); desde entonces el involucramiento como realizador del primero y como productor del segundo ha sido una constante en muchos proyectos que los han convertido en importantes figuras de la industria hollywoodense, más allá de la garantía de taquilla que ofrece su aparición en algunas películas, no necesariamente afortunadas.

Resulta que en el círculo amistoso de ambos realizadores se encuentra el director cincuentón neoyorquino Kenneth Lonergan, a quien se le agradece haber hecho al alimón el guión de Pandillas de Nueva York (Scorsese, 2002); fue esta circunstancia de donde se originó uno de los proyectos nominados a Mejor película para el Oscar —Manchester junto al mar—, ya que fue Damon quien animó a Casey, el hermano de Ben Affleck, para que le dieran a Lonergan la idea para un guión sobre Lee Chandler, un alejado intendente que debe regresar a su pueblo natal —Manchester by the Sea (en Massachusetts)—, a atender los pendientes de su hermano recién fallecido, incluyendo el del sobrino ahora huérfano.

El triste panorama que aguarda al antes sociable y bonachón tío no puede ser más desolador, ya que, además, le espera el inevitable reencuentro con una exesposa que lo expulsó de su vida después de una horrible tragedia familiar.

Lonergan hace un sobrio retrato sobre la triste sociedad urbana del noroeste de los Estados Unidos al reflejarlos en los intereses personales de sus personajes, uno de ellos recurrente: la soledad, el alcohol y la violencia del propio Lee Chandler; la soledad, la falta de compromiso del sobrino; la soledad, la tristeza y el eterno arrepentimiento de la exesposa; en una bella mixtura en la que el frío entorno del lugar parece aplastar todavía más las emociones.

Además de la ya mencionada nominación la maravillosa Manchester junto al mar tiene otras cinco —Mejor director, guión, actor (probablemente para Affleck), actriz y actor de reparto—.

Manchester by the Sea

Dirigida por Kenneth Lonergan

Casey Affleck, Michelle Williams, Kyle Chandler

2h 17

B

Un camino a casa

Otra nominada a Mejor película llega como la ópera prima de Garth Davis, una historia real sobre Saroo (que significa León en hindi), un pequeñín que se queda atrapado en el vagón de un tren que no se detendrá durante varios días y mil 200 kilómetros después hasta la lejana Calcuta, lugar de donde el niño desconoce la lengua bengalí —el habla hindi— y carece de dinero para regresar a casa.

Ya mayor, después de ser adoptado por una familia de Tasmania, Saroo echará mano de Google Earth para regresar a su natal Khandwa e intentar encontrarse con su madre biológica.

No obstante, a pesar de todo lo bien lograda que es la realización de Un camino a casa, sobre todo en lo que se refiere a las secuencias de la niñez de Saroo, la cinta cae, para convertirse en un panfleto, cuando aparecen los «buenos» blancos a la europea que le darán la posibilidad de redención al «pobre» natural del país tercermundista.

Un camino a casa tiene cinco nominaciones, además de la ya mencionada, entre ellas la de Mejor actor de reparto para el disciplinado Dev Patel (Quisiera ser millonario, 2008) y Mejor fotografía, para el experimentado Greig Fraser (La noche más oscura, 2012); estas dos últimas, las categorías en las que la cinta tendría más posibilidades de levantar algún Oscar.

Lion

Dirigida por Garth Davis

Dev Patel, Nicole Kidman, Rooney Mara

1h 58

B




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *