Cineteca Nacional presenta El Plan Cóndor: Cine para no olvidar

1015
  • El ciclo está compuesto por 10 películas que ponen sobre la mesa las actividades que se realizaron durante y después de la aterradora Operación Cóndor
  • Se llevará a cabo del 23 de mayo al primero de junio en la Sala 8 Ismael Rodríguez
¿Qué hay de nocivo en el olvido?, ¿Por qué es urgente mirar a la historia reciente de América Latina?, ¿Por qué debemos preservar nuestra memoria? Estas preguntas tienen, en pleno Siglo XXI, una importancia decisiva. Encarar las dictaduras cívico-militares del siglo pasado, promovidas y respaldadas por los servicios de inteligencia de Estados Unidos en gran parte del continente americano, es una responsabilidad en pro de revelar y comprender la articulación de un terrorismo de Estado que impacta no únicamente a quienes por su condición de clase o por sus ideas se les estigmatiza como “lo otro”, como opositores peligrosos, sino de manera directa a la sociedad civil.
Los instrumentos políticos, mediáticos y militares usados para instalar un modelo económico específico, impulsados por gobiernos neoliberales, existen aún en países como México, Argentina y Brasil. Es por esto que reconocer y visibilizar las violaciones a los Derechos Humanos que han sido sistematizadas en nuestro pasado es fundamental. En este contexto, el ciclo de cine El Plan Cóndor: Cine para no olvidar invita a recordar cómo algunos gobiernos de América Latina actuaron violentamente en contra de su propia ciudadanía en las décadas de los setenta y ochenta, formando órganos tanto militares como paramilitares cuya función fue reprimir y eliminar todo elemento de izquierda por considerarlo sedicioso.
Este ciclo, curado por el Encuentro de Documentalistas Latinoamericanos y del Caribe del Siglo XXI, entre otras organizaciones, demuestra y pone sobre la mesa las actividades que se realizaron durante y después de la aterradora Operación Cóndor, la cual supuso la coordinación de los aparatos gubernamentales (y militares) de Estados Unidos, Chile, Argentina, Bolivia, Uruguay, Paraguay, Ecuador, Perú y Brasil, y dejó un saldo de 50 mil muertos, 30 mil desaparecidos y unos 400 mil presos.
El Plan Cóndor: Cine para no olvidar está conformado por 10 películas, destacando las producciones chilenas, argentinas y uruguayas. De esta manera, de Chile se proyectarán De vida y muerte, testimonios de la Operación Cóndor (Pablo Chaskel, 2015) y Las garras del Cóndor: Las historias de Cristina y Alfredo (Valeria Cabello, Felipe Burgos, Maite Mérida y Francisca Romero, 2015); en ambas se rescata el testimonio de víctimas y sobrevivientes de la Operación Cóndor. Argentina, por su parte, ahondará en el rol de la prensa aliada a la dictadura con La construcción del enemigo (Gabi Jaime, 2015) y Sonata en si menor (Patricio Escobar, 2014). Por último, Adagio (Gabriel Szollosy, 2013) y Y cuando sea grande… (Varios, 1980) representan a Uruguay con una reflexión sobre la historia del país desde la intimidad de los recuerdos personales.
Este ciclo se ha presentado en países del cono sur y del Caribe, los cuales han recibido el golpe del capitalismo voraz, mismo que en su afán de convertir al ser humano en un mero sujeto (y objeto) de consumo, ha ordenado la represión, la tortura, el secuestro, el encarcelamiento y el asesinato.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *