Oscar 2018: Lo que se viene

375

POR GONZALO “SAYO” HURTADO

Ya se dieron a conocer las nominaciones a los premios Oscar y La forma del agua de Guillermo Del Toro destacó con 13, nada menos.

 Este año, la Academia de Hollywood ha tomado con humor la presentación de las diversas categorías de nominados de cara a la ceremonia del 4 de marzo. La presencia de los comediantes Andy Serkis y Tiffany Haddish parece obedecer a la norma de poner paños fríos a la campaña que Women´s March encabezó en estos días y con no pocas actrices de la gran industria.

Por ello, no extrañó ver a féminas como Gal Gadot, Salma Hayek, Priyanka Chopra, Zoe Saldana, Michelle Rodríguez, Michelle Yeoh o Rosario Dawson en ingeniosas cuñas que daban pie al anuncio de las categorías técnicas, en una evidente intención de mostrar una foto Benetton de Hollywood y rehuir los fantasmas de la exclusión, como pasó el año pasado, cuando Moonlight fue la respuesta de la Academia ante el aparente veto a los afroamericanos de la edición 2015. El caballito de batalla de este año fue el acoso, en mayor medida, contra las mujeres, cuya influencia se ha hecho sentir en las decisiones de los miembros de la Academia, como veremos más adelante.

 

EN LA PIEL DE LOS FAVORITOS

Que The Shape of Water del mexicano Guillermo Del Toro encabece las nominaciones con 13 menciones no es algo que a nadie debería extrañarle y menos, molestarle. El cineasta tapatío se ha logrado meter con talento e ingenio (ese del que tanto necesita Hollywood) a la industria del otro lado del río. Su última obra, que transita con habilidad por el fantástico, el espionaje, la intriga y el musical con salpicones gore de los que ya nos tiene acostumbrados, es al mismo tiempo una fábula de amor que desafiando los prejuicios de su contexto (la guerra fría de los 60s), es una verdadera explosión contra la intolerancia en todas sus aristas. Ahí donde algún pacato ha querido ver zoofilia en el encuentro de una empleada de limpieza sordomuda con un ser anfibio (todo un homenaje a La criatura de la Laguna Negra de Jack Arnold), es más bien el acercamiento a una suerte de semidiós y que rompe la tradición conservadora de los cuentos de hadas, de boca del mismo Del Toro.

El empaque de la película, anclado más al género fantástico, es de hecho, toda una celebración de la historia del cine y al que Hollywood se ha rendido. Desde su triunfo en Venecia ya se perfilaba como la gran favorita al Oscar, sin embargo, desde el Globo de Oro (donde se hizo solamente de 2 premios: Dirección y música original) quedó claro que su gran competencia la encarnaba Three BillBoards Outside Ebbing Missouri de Martin McDonagh, precisamente ese tipo de películas políticamente incorrectas que, por su virulencia verbal y su discurso encendido, la Academia suele relegar (sino, recuerden del año pasado a Hell Or High Water). Sin embargo, esta crónica sobre una mujer que lucha por esclarecer el terrible asesinato de su hija adolescente (extraordinario trabajo de Frances McDormand) tiene el añadido que, muy aparte de su innegable calidad, coincide en espíritu de cuerpo con los encendidos alegatos feministas que sacuden el cotarro en Hollywood. Así Three Billboards… reforzó sus chances al arrasar tanto en los Globos de Oro como en el SAG Awards (Premio del Sindicato de Actores), quedando en claro que los premios a mejor actriz (Frances McDormand) y mejor actor secundario (Sam Rockwell) los tiene prácticamente asegurados. De ganar el de mejor guión original, aumentará notablemente sus posibilidades de hacerse del de mejor película, en el que actualmente está a un 50 y 50 con The Shape of Water (que tiene el premio del sindicato de productores) al obtener el premio de ensamble actoral en los SAG Awards. De cumplirse estos pronósticos, la cosecha para el mexicano se relegaría a mejor director (que no es poca cosa, eh) y mejor diseño de producción, además de alguna categoría técnica en la que no podría descartarse la de edición.

En el rubro de Mejor Actor, no cabe duda que será Gary Oldman el triunfador por The Darkest Hour con una caracterización asombrosa del Primer Ministro Winston Churchill en un momento capital de la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, el personaje prácticamente canibaliza la trama, resintiendo el resultado final fuera de él, por lo que provoca extrañeza su presencia entre las candidatas a mejor película. Otras nominadas como Call Me By Your Name de Luca Guadagnino, a pesar de gozar de un buen cabildeo en medios, donde fue bien recibida por lo audaz de su propuesta (el despertar sexual de un joven gay en una villa italiana), ha ido perdiendo favoritismo y sus posibilidades han quedado bastante reducidas a pesar del buen trabajo de su protagonista, Timothée Chalamet.

OMISIONES Y EXCLUSIONES.

No hay ceremonia del Oscar en la que no haya disconformes, y es cierto. Si el año pasado encabezaron las ganadoras propuestas como La La Land y Moonlight, quedó claro el espíritu conservador y reivindicacionista de la Academia por encima de lo cinematográfico. Este año por ejemplo, desde la presentación de Natalie Portman en los Globos de Oro, protestando por el hecho que no haya mujeres nominadas a mejor director, ya tenemos una cuestión de género en la agenda. Lo cierto es que el comentario aludía a Greta Gerwig directora de Lady Bird, que puede decirse que ha sido empujada como el tanque indie del año gracias a su fructífera cosecha en diversas asociaciones de la crítica. Sin embargo, desde su retrato pueblerino (con buenas actuaciones de Saorsie Ronan y Laurie Metcalf), la historia no escapa a lugares comunes de la gran industria y a ser comparada con otra historia que parece compartir un horizonte parecido como I, Tonya (en la que Allison Janney es la gran favorita a mejor actriz secundaria), el saldo es demoledor a favor de la segunda. Así con todo, en la categoría de mejor director, Martin McDonagh de Three Bilboards… fue defenestrado para hacerle un lugar a la Gerwig. Como quien dice, es para no pelearnos más.

Pero la cosa no quedó ahí. El tan celebrado actor y director James Franco por The Disaster Artist, comedia cansina que ganó -sorprendentemente- en San Sebastián a mejor película y comenzó a ser tomada en cuenta, tanto así que se hizo del premio a mejor actor de musical o comedia en el Globo de Oro. Desde entonces, Franco fue el blanco de actrices como Scarlett Johansson, quien en el Women’s March de este año hizo eco de las acusaciones que lo señalan como acosador de mujeres en Hollywood, lo que finalmente se vio reflejado en su ausencia en las categorías de Mejor película y actor, quedando relegado a mejor guión adaptado (que por cierto, él no firma). Aquí viene la controversia. Aunque me parece que The Disaster Artist ha sido sobreestimada en su alcance real, lo cierto, es que The Room, la película que la inspira es capaz de causar ternura desde su original mediocridad, pero en la lectura de Franco asoman sus limitaciones actorales y su poco imaginativa puesta en escena, quedando más como un descubridor de fetiches al ventilar los pormenores de la obra de culto de Tommy Wiseau (digamos que la mala manera con la que Franco le impidió hablar a su amigo en el Globo de Oro, delató algo del perfil de divo que ya mostraba desde San Sebastián). Ahora viene la controversia. Estoy de acuerdo en que no haya sido tomado en cuenta en las categorías mencionadas, pero no por las razones que esgrime veladamente la Academia. Así también tenemos a un Kevin Spacey borrado de All The Money In The World y reemplazado (y nominado) en tiempo récord por Christopher Plummer por acusaciones de acoso de varias décadas atrás. Habría que preguntarse si acaso tendríamos que borrar las obras de Elia Kazan, habida cuenta que fue un delator durante la caza de brujas de McCarthy en los 50s.

Otra ausente en categorías principales resultó ser Brooklynn Prince, la joven protagonista de The Florida Project (7 años, nada menos), quien desde su precoz performance demuestra mucha sangre fría para retratar a una niña de los suburbios y que se enmarca en una cara de la Norteamérica marginal con mucho de vocación documental. Esta crónica urbana que bien podría considerarse como la gran película independiente estadounidense del 2017 (Ah, es cierto. Ese lugar se lo asignaron a la amable Lady Bird), no tuvo repercusión mayor ni en el Globo de Oro ni en el SAG Awards y tendrá que conformarse con la nominación de Willem Dafoe a mejor actor secundario (actuación muy sobria, por cierto).

En mejor película extranjera es donde veremos grandes ausentes. Y no lo digo por la alemana In The Fade de Fatih Akin, que a pesar de que obtuvo el premio a mejor actriz en Cannes para Diane Kruger y el Globo de Oro a mejor película extranjera, se trata de un drama judicial que deriva en un thriller convencional y previsible en perjuicio de obras sólidas como la sueca The Square o la rusa Loveless, que son las favoritas naturales en la categoría, salvo que el espíritu reivindicativo que prima en estos tiempos se decida por Una mujer fantástica de Sebastián Lelio, en lo que es la segunda nominación en 5 años para un director chileno en este rubro desde No de Pablo Larraín. Si bien Una mujer… es audaz como propuesta y tiene un trabajo muy destacable de Daniela Vega, no deja de percibirse como una obra estetizante y con mucho cálculo festivalero desde el alegato transgénero que propone. En ese sentido, son las películas de Suecia y Rusia mucho más logradas, aunque, como ya hemos dicho antes, esto a veces no es suficiente para la Academia. Atrás quedaron películas muy personales como la francesa 120 latidos por minuto de Robin Campillo y la argentina Zama de Lucrecia Martel, cuyos constantes alegatos contra el cine industrial son más que conocidos.

LOS OTROS PREMIOS

Las categorías técnicas suelen ser vistas como los premios consuelo, pero lo cierto es que en su momento les dieron buenas cosechas a películas como Matrix (1999) que se llevó 4, nada menos. Si el año pasado el panorama se mostró más disperso (con muchos premios entregados con la consigna de salvar películas del fracaso absoluto), esta vez propuestas que serán relegadas de reconocimiento en las categorías principales como Dunkerque de Christopher Nolan o Blade Runner 2049 de Dennis Villeneuve, podrían hacerse hasta de 4 estatuillas: fotografía, edición de sonido, mezcla de sonido y música original, o a menos que está sea una buena ocasión para resarcir a Star Wars: Los últimos Jedi del poco convencimiento que dejó en sus fanáticos. En el caso de la película de Nolan, estaría más que justificado, ya que el nivel de sensibilidad técnica que ha alcanzado ha conseguido integrar el sonido y la banda sonora como un protagonista más de la trama, integrándolo a la propuesta dramática con vida propia. Será una lástima no verla ganar en categorías principales, pero recordemos que en EE UU este tipo de crónicas bélicas que se alejan de lo patriótico no son tan bien vistas ni muy apreciadas si tomamos en cuenta el momento actual.

TODOS LOS NOMINADOS:

MEJOR PELÍCULA
Call Me By Your Name
The Darkest Hour
Dunkerque
Déjame salir
Lady Bird
El hllo invisible
Los archivos del Pentágono
La forma del agua
Tres anuncios a las afueras

MEJOR DIRECCIÓN
Christopher Nolan (Dunkerque)
Jordan Peele (Déjame salir)
Greta Gerwig (Lady Bird)
Paul Thomas Anderson (El hilo invisible)
Guillermo del Toro (La forma del agua)

MEJOR ACTRIZ
Sally Hawkins (La forma del agua)
Frances McDormand (Tres anuncios a las afueras)
Margot Robbie (Yo, Tonya)
Saoirse Ronan (Lady Bird)
Meryl Streep (Los archivos del Pentágono)

MEJOR ACTOR
Timothée Chalamet (Call Me By Your Name)
Daniel Day-Lewis (El hilo invisible)
Daniel Kaluuya (Déjame salir)
Gary Oldman (The Darkest Hour)
Denzel Washington (Roman J. Israel, Esq)

MEJOR ACTOR SECUNDARIO
Willem Dafoe (The Florida Project)
Woody Harrelson (Tres anuncios a las afueras)
Richard Jenkins (La forma del agua)
Sam Rockwell (Tres anuncios a las afueras)
Christopher Plummer (Todo el dinero del mundo)

MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA
Mary J. Blige (Mudbound)
Allison Janney (Yo, Tonya)
Lesly Manville (El hilo invisible)
Laurie Metcalf (Lady Bird)
Octavia Spencer (La forma del agua)

MEJOR GUION ADAPTADO
Call Me By Your Name (James Ivory)
The Disaster Artist (Scott Neustadter e Michael H. Weber)
Molly’s Game (Aaron Sorkin)
Logan (Scott Frank, James Mangold e Michael Green)
Mudbound (Virgil Williams and Dee Rees)

MEJOR GUION ORIGINAL
The Big Sick (Emily V. Gordon e Kumail Nanjiani)
Déjame salir (Jordan Peele)
La forma del agua (Guilermo Del Toro)
Lady Bird (Greta Gerwig)
Tres anuncios a las afueras (Martin McDonagh)

MEJOR PELÍCULA EXTRANJERA
Una mujer fantástica (Chile)
El insulto (Líbano)
Loveless (Rusia)
En cuerpo y alma (Hungría)
The Square (Suecia)

MEJOR DOCUMENTAL
Abacus: Small Enough To Jail (EEUU) de Steve James
Faces Places (Fra) de J.R. y Agnes Varda
Icarus (EEUU) de Bryan Fogel
Last Men in Aleppo (Din/Sir) de Firas Fayyad y Steen Johannesenn
Strong Island (EEUU/Din) de Yance Ford

MEJOR PELÍCULA ANIMADA
The Boss Baby
Coco
Ferdinand
Loving Vincent
The Breadwinner

MEJOR FOTOGRAFÍA
Blade Runner 2049
The Darkest Hour
Dunkerque
Mudbound
La forma del agua

MEJOR DISEÑO DE PRODUCCIÓN
La Bella y la Bestia
Blade Runner 2049
The Darkest Hour
Dunkerque
La forma del agua

MEJOR VESTUARIO
La Bella y la Bestia
The Darkest Hour
La forma del agua
La reina Victoria y Abdul
El hilo invisible

MEJOR EDICIÓN
Baby Driver
La forma del agua
Yo, Tonya
Tres anuncios a las afueras

MEJORES EFECTOS ESPECIALES
Blade Runner 2049, John Nelson, Paul Lambert, Richard R. Hoover, Gerd Nefzer
Guardians of the Galaxy Vol. 2, Christopher Townsend, Guy Williams, Jonathan Fawkner, Dan Sudick
Kong: La isla calavera, Stephen Rosenbaum, Jeff White, Scott Benza, Mike Meinardus
Star Wars: Los últimos Jedi, Ben Morris, Mike Mulholland, Chris Corbould, Neal Scanlon
La guerra del planeta de los simios, Joe Letteri, Dan Lemmon, Daniel Barrett, Joel Whist

MEJOR MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA
The Darkest Hour
La reina Victoria y Abdul
Wonder

MEJOR EDICIÓN DE SONIDO
Baby Driver
Blade Runner 2040
Dunkerque
La forma del agua
Star Wars: Los últimos Jedi

MEJOR MEZCLA DE SONIDO
Baby Driver
Blade Runner 2040
Dunkerque
La forma del agua
Star Wars: Los últimos Jedi

MEJOR BANDA SONORA
Dunkerque
La forma del agua
Star Wars: Los últimos Jedi
El hilo invisible
Tres anuncios a las afueras

MEJOR CANCIÓN
Mighty River, en Mudbound
Stand up for something, en Marshall
This is me, en El gran showman
Remember Me, en Coco

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *