“Cannes es un término medio entre el cine comercial y de autor”: Roberto Barba

731

POR GONZALO “SAYO” HURTADO

Roberto Barba es un productor peruano independiente a cargo de Transversal Films. Gracias al apoyo de la oficina de PROMPERU, este año él tuvo la oportunidad de participar del Industry Workshop del Festival de Cannes y aquí nos comparte las impresiones de esta gran experiencia.

GONZALO HURTADO:¿Cómo tuviste la oportunidad de llegar a la zona de industria de Cannes y cuál es su relevancia en el marco del evento?

ROBERTO BARBA: Yo hace tiempo que estaba interesado en conocer el sistema de distribución de las películas, porque es un área importantísima y donde finalmente se va a ver el dinero que tu obra pueda generar. En ese camino, descubrí que en Cannes hay unos workshops durante el Festival. Uno de ellos es el Producer Network y el otro el Producer Workshop, que este año cambió de nombre a Industry Workshop. Para ingresar a cualquiera de los 2 hay que postular y pagar una matrícula. Escribí y consulté y me dijeron: “Tú no tienes un largometraje como cabeza de producción, pero si como coproductor. Como no tienes un crédito como productor principal no puedes entrar al Producer Network, pero si al Industry Workshop”. La verdad, los temas de este último son importantes no solo por como levantar proyectos, sino también por el desarrollo del plan de financiamiento, que puertas tocar o el trabajo con el VOD (Video On Demand) que es una nueva forma de comercialización y como generar y entender audiencias. Postulé y me aceptaron, y es que desde el año pasado ya había tenido oportunidad de trabajar en el MIPCOM (Mercado Mundial de contenido televisivo y digital) de Cannes, donde llegué gracias al apoyo de PROMPERU. Este año no ha habido ninguna representación peruana avalada por ellos, así que recomendaron ir como una especie de adelantado, a fin de averiguar que informaciones se podían traer para ver la posibilidad que Perú tenga un stand el próximo año en Cannes.

GH: Ya que PROMPERU te ayudó con el pasaje, esto se concretó debido a la inquietud que tienen por el cine…

RB: Así es. Ellos están muy interesados en la creación de comisiones fílmicas y en la venta de locaciones para el país. Ellos esperan que el Estado entienda la importancia de los incentivos fiscales para las filmaciones (algo que ocurre en casi todo el mundo). Perú es uno de los pocos países en el que no contamos con esta herramienta. También tienen como miras apoyar coproducciones y que los que tengan invitaciones para festivales internacionales, medianos o grandes, puedan acudir como representantes nacionales a estos eventos.

Afiche oficial Festival de Cannes 2018

GH: ¿Qué novedades has descubierto en el rubro de distribución a partir de esta experiencia?

RB: Yo he descubierto muchas posibilidades de hacer conexiones y de conocer que el mundo fílmico no es solo EE UU y Europa. También tienes a Japón, Singapur o Tailandia, que están muy interesados en coproducir. Lo importante de ello, es que una película pueda ser reconocida a partir de varias nacionalidades, que acceda a distintos financiamientos y que pueda ser estrenada en otros países, cosa que a una producción peruana per se, le es más difícil de conseguir. Muchas veces, es bueno no solo conocer en estos eventos a la persona indicada, sino ir con ella a tomarse un par de cervezas para concretar un trato. También es bueno conocer las posibilidades económicas del circuito de distribución y saber cuanto te pueden pagar en determinado territorio y en que condiciones. Esos son números que todo productor debe conocer. Más allá que una coproducción se concrete o no, debes conocer las posibilidades de rentabilidad de tu película. Aquí no solo prima el punto de vista artístico, ya que una película es un producto susceptible de ser comercializable y si vas a invertir miles de dólares en ella, debes saber cuanto puedes obtener de ganancia y la diferencia de papeles entre un agente de ventas y un distribuidor.

GH: Todas esas actividades que describes requieren de un grado de profesionalismo. ¿Cómo puede un productor local alcanzar ese standard?

RB: Yo creo que viajando, investigando y tomando cursos, ya que actualmente hay muchos disponibles online, y entendiendo que este es un buen negocio si es que lo haces bien. Puede ser todo lo artístico que quieras, porque es el concepto que debe primar. Tú puedes hacer una película boba como Jackass, pero más allá de eso, está bien filmada y editada y como oportunidad de negocio, es más vendible que algo de autor.

GH: Siendo Cannes el festival de cine más prestigioso del mundo, ahí tampoco se pierde el sentido comercial de lo que significa realizar películas…

RB: Así es, pero yo creo que lo que presenta Cannes es más una categoría media entre cine comercial y de autor. Lo que si te puedo asegurar es que es una gran plaza. No he ido aún a la Berlinale, pero me aseguran que puede ser tan grande como ella. Yo creo que también hay que aprovechar los mercados latinos que hay en Guadalajara, Bogotá o Ventana Sur en Argentina y aprender. Yo estoy en este momento en plan de aprendizaje, porque considero fundamental conocer esos detalles. Un productor que cree qué por el solo hecho de tener una película, las salas tienen el deber de programarla ¿a santo de qué? Y si tu película no está muy lograda, pues peor. Los financistas se van a fijar en tu película si tu tienes un sólido plan de financiamiento y retorno. Aunque suene duro, es como cualquier empresa comercial.

En un alto de las actividades diarias con el director peruano Jonathan Relayze, autor de Rosa Chumbe.

GH: ¿Crees que en los festivales peruanos hay un vacío en cuanto a las áreas de industria?

RB: Yo creo que aquí falta generar mecanismos de mayor profesionalización. De hecho, ya existe la sección Cinema del futuro del Festival de Lima, donde vienen programadores de otros festivales a ver lo nuevo del cine peruano, aunque en muchos casos, esas obras no están siquiera para esos niveles de competencia. Aún así, es una iniciativa que debe seguir creciendo. No te olvides que el tema digital en la venta y el comercio de distribución de películas ya es una realidad. Por ese lado, los productores más allá de hacer su producto, no pueden perder de vista el esquema de negocio.

GH: De cara al próximo año, PROMPERU ya podría tener una idea más concreta de lo que significaría una presencia peruana en Cannes…

RB: Este año Perú volvió a tener un stand en el Festival de Guadalajara luego de 6 años y eso estuvo muy bien, ya que es un importante mercado latinoamericano. Esa es la diferencia. De repente, quien va a Cannes no lo hace con la idea de buscar lo latino, sino del mundo en general. Por eso, hay que aprovechar los mercados que tenemos cerca como Colombia, Chile, Argentina y Brasil, que es un mercado aparte pero abierto a la coproducción con Perú. Es bueno conocer las legislaciones cinematográficas de la región, ya que puedes descubrir incentivos más allá del fondo de Ibermedia y tenemos que aprender cuál es nuestra audiencia y nuestro público para una posible película, tanto a nivel de exhibición como de pre producción del proyecto. Lo importante es estar en esos espacios, no importa si el stand es compartido con otros países como Ecuador o Bolivia, y tener mínimamente un lugar para conversar y tomar un café y mostrar al mundo nuestra cinematografía y poder cerrar tratos.

Mesa redonda con productores de Egipto, Azerbaiyán, Canadá, EE UU, Singapur y Corea del Sur.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *