A 25 años del levantamiento zapatista, Filmoteca UNAM estrena Un lugar llamado Chiapas

192

Después de dos décadas de su exhibición en el Festival Internacional de Cine de Berlín, el documental Un lugar llamado Chiapas (A place called Chiapas, 1998) de la directora canadiense Nettie Wild, se estrenó en México en la versión en español digitalizada por la Filmoteca de la Universidad Nacional Autónoma de México, quien también trabajó en la corrección de color y en la sincronización del sonido para su remasterización.

Un lugar llamado Chiapas gira en torno al levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), que este año conmemoró su 25 aniversario. Es un registro de las complejidades de Chiapas y su gente, resaltando temas como el de los refugiados choles asediados por el grupo paramilitar Paz y Justicia, los ganaderos cuyas tierras fueron tomadas por los zapatistas, el Obispo Samuel Ruiz, quien moderó las pláticas de paz, así como la figura del Subcomandante Marcos.

La función de estreno se realizó el jueves 24 de enero en el Cinematógrafo del Chopo y contó con la presencia de la directora, quien entre 1996 y 1997 recogió los testimonios de zapatistas en las montañas y selvas de Chiapas. Pese a los diversos reconocimientos internacionales su documental carecía de difusión en México, algo que motivó a la realizadora a acercarse a la Filmoteca de la UNAM para exhibirlo en sus salas de cine.

Ante un auditorio repleto, Nettie recordó que fue mientras veía las noticias cuando se enteró del levantamiento zapatista en México -un país que acababa de aliarse con Canadá tras la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y que el tema le interesó de inmediato.

La actriz Ofelia Medina, quien realizó la narración en español para el documental y que, junto con el camarógrafo Eduardo Herrera, acompañaron a Nettie en el estreno, comentó. “Quiero agradecer tu mirada, tu corazón, tu valor y que en la película dices cosas que no nos hemos atrevido a decir nosotros”.

Los espectadores aprovecharon la sesión de preguntas y respuestas para felicitar a la directora por su trabajo y expresarle su gratitud por haber dado voz a los indígenas de México, reconociendo la valentía de hacerlo pese a las amenazas recibidas en el proceso.

Sin embargo, Nettie aseguró que “los verdaderamente valientes fueron las personas frente a la cámara, ellos se hicieron más vulnerables al permitirnos grabarlos”. Hoy, a más de 25 años del levantamiento, lamentó que aunque “la película se realizó hace 20 años”, lo reflejado en ella “desafortunadamente sigue sucediendo”.

El director de la Filmoteca de la UNAM, Hugo Villa, agradeció el apoyo de la Embajada de Canadá en México para traer a México las 60 horas de película donadas por Nettie y su productora al acervo universitario, y aseguró que el material será digitalizado para ponerlo a disposición de investigadores y cineastas. Además, dijo que se buscará un sistema de co-distribución que permita que la película pueda llegar a muchos más rincones del país.

Un lugar llamado Chiapas, se exhibe en el Cinematógrafo del Chopo (Dr. Enrique González Martínez núm. 10, Col. Santa Ma. La Ribera) hasta el 31 de enero en la función de las 19:30 horas y a partir del 7 de febrero en el Centro Culturla Universitario. Costo del boleto $40.00 con 50% de descuento a Comunidad UNAM, estudiantes, profesores (escuela pública o privada) con credencial vigente e INAPAM.

Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram @Filmoteca UNAM




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *